Hola a todas,

Os quiero presentar a mi colaborador, el doctor José Antonio Casermeiro especialista en nutrición y medicina estética de la Clínica del Pilar de Barcelona y Clínica Casermeiro de Terrassa. Hoy nos va hablar de un tema que nos preocupa a todas las mujeres prácticamente “la celulitis”.

¡ Seguro que nos sirve de mucha ayuda!

Doctor Casermeiro
Doctor Casermeiro

La celulitis es un problema de la piel, que surge a causa de muchos factores genéticos, hormonales y alimentarios. Se presenta principalmente en la parte externa de los muslos, en la zona interna de las rodillas, los glúteos y el abdomen. Aunque se puede presentar en el hombre es mucho más frecuente en la mujer.

Foto_3_celulitis

Los pacientes que padecen este problema suelen acudir a un médico estético para buscar soluciones. En la actualidad, los médicos tenemos unas cuantas herramientas muy efectivas para luchar contra la celulitis, desde la mesoterapia hasta aparatos de masajes y cremas, pero existe un componente esencial que a veces se olvida, aún siendo el más importante: La nutrición. La alimentación influye en todo lo que somos, en los que padecemos y por supuesto, también tiene una influencia directa en la celulitis. El paciente puede someterse a un sinnúmero de tratamientos, muchos de ellos correctos, pero si no se cuida su alimentación, si no aprende a comer, puede caer en la contradicción de llevar a cabo un tratamiento externo, mientras está comiendo de forma que favorece la generación e incremento de la celulitis. De allí, la importancia de tratar este problema “por dentro” y “desde dentro”. Lo primero que debe hacer el Médico especialista es estudiar cuál es la dieta del paciente y retirar la ingesta de alimentos que favorecen la celulitis, como el exceso de lácteos y carnes rojas ya que tienen una cantidad importante de ácido araquidónico, una sustancia que “ayuda” al desarrollo de la celulitis. Posteriormente, deberá establecer una disposición adecuada de los alimentos según la Cronobliogía Nutricional, es decir, qué alimento comer a cada hora del día. Esta es la base de la Ritmonutrición, comer según nuestros ritmos internos.

Una vez desarrollada la estrategia nutricional, se podrá completar el tratamiento “de choque” con aparatología adecuada para atacar todos los vectores de la celulitis. Si no lo hacemos de esta manera, el problema será difícilmente tratable, sería como quien intenta solucionar la humedad de una pared, simplemente pintando encima.

La celulitis es un problema de la piel y debe tratarse desde el exterior, pero sobre todo desde el interior, para evitar que se reproduzca con facilidad a partir de tratamientos superficiales que no corrigen las causas, sino únicamente las consecuencias.

Como todos sabemos, “somos lo que comemos” y está claro que sin una buena alimentación, ningún tratamiento de belleza será verdaderamente efectivo. Yo siempre digo a las pacientes que no se gasten 150€ en una “supercrema” para la cara y que intenten tener una nutrición que , de verdad “alimente” la piel.
Podemos concluir que:
“Si queréis tener una fantástica y florida celulitis, debéis dejar de comer proteina de calidad, no beber agua y tomar muchos yogures”

Hasta la próxima ocasión.

_20151028_133634